Sede Maschwitz

Esto es sólo un avance, conocé nuestra historia, también es tuya …

Maschwitz – El poder de toda una comunidad atrás de un sueño

El sueño de contar con una sede propia comenzó hace 30 años cuando soñadores como el Hno. Aldo y Enrique Salas sembraron esta inquietud en jugadores y socios que desde entonces apostamos a crecer definitivamente con un espacio propio.

En aquella época, a través de la Comisiones Directivas, socios y Jugadores del plantel Superior, se hicieron varias gestiones para conseguir un espacio Propio: Concesiones de tierras, el Poli de Tigre, emprendimientos con loteos, anexiones a barrios ya armados, etc.  No pudimos concretarlas,  pero dejaron  la consigna de soñar para seguir la búsqueda de tener una sede propia que nos permita crecer con bases más fuertes de identidad y pertenencia.

En 1993 logramos a través de la concesión de las tierras de Saavedra darle forma a este objetivo, y asi nos animamos a dar un paso gigante en la búsqueda de nuestra madurez como Club.

En el año 2008 llega al Club la  posibilidad de adquirir 24 HAS. Excelentemente ubicadas  en la  localidad de Ing. Maschwitz, partido de Escobar, para establecer nuestra sede deportiva.

Era un proyecto imposible y  La única forma de lograrlo era trabajando en equipo, armando una comunidad de gente  allegada al Club que se establezca en el barrio conformando un Club de Campo tras el proyecto del Club. Algo que parecía muy difícil, pero no imposible si lográbamos unir esfuerzos y voluntades de los socios, familiares y amigos que apostaran al Proyecto del Club  y del barrio. Así nació El proyecto del Club  de Campo Manuel Belgrano.

El primer paso fue una encuesta acerca de si queríamos tener nuestro “Club Propio” entre los socios y allegados. Fue tal el apoyo que nos alentó a armar un modelo de Preventa de lotes tras un proyecto global  que tuvo gran aceptación en las presentaciones.

El club decide promover la idea y darle forma al proyecto convocando a profesionales  para que elaboren un Masterplan que incluya la administración, el diseño y la ejecución de un Barrio Privado de 152 lotes junto a lo que sería la sede deportiva del Club Manuel Belgrano, luego convocamos  a los socios, a gente amiga del Club y del colegio para inicio al sueño.

La convocatoria fue un éxito, se reservaron 90 lotes en el primer llamado, lo que nos permitía tomar confianza para ir para adelante y comprar las tierras.

Con el enorme apoyo de nuestra comunidad conformamos un Fideicomiso en el cada participante donaba al momento de adherir un predio al Club de 5 Has. Con tres canchas de Rugby, una cancha de Hockey sintético, un espacio para canchas de Infantiles y la estructura de Club house y Vestuarios.

Arrancó así la ejecución del proyecto a través de los especialistas a cargo que plasmaban los obras, sin escapar a algunas dificultades e imprevistos que nos cambiaron la velocidad del arranque, como ser el  relleno requerido de los terrenos, muy superior a lo previsto inicialmente sumado al  factor climático que no nos acompañó y una situación económica del país que hizo muy difícil avanzar al ritmo previsto inicialmente, pero no aflojamos, seguimos a paso lento pero seguro en pos de materializar un sueño de tantos años y con el apoyo de los socios y sus familias que  aportaron cuotas extraordinarias, trabajo voluntario, donaciones y mucha pasión , el 27 de Abril de 2013  finalmente se pudo inaugurar el Club en un día de extremas emociones que quedara para siempre en nuestros corazones.

Hoy El Club de Campo Manuel Belgrano es una realidad que ya ha ido creciendo gracias al trabajo de  los socios del club y de r los pioneros que compraron lotes apoyando este proyecto.

Nos pusimos una meta y soñamos con poder  tener un Club Propio, vivir con nuestras familias en un entorno de amigos, con gente que comparte un estilo de vida y una visión de formación homogénea y el incentivo de saber que nuestros hijos compartirán una cancha y un vestuario a metros de nuestro hogar, disfrutando de la experiencia del Club, del deporte y los amigos 24 horas por día.

Esta nueva etapa del Club conjugará toda la experiencia y las vivencias de cinco décadas de vida, con el empuje y la energía de un nuevo núcleo de gente conformado por las nuevas familias que se suman a este proyecto a través del Club de Campo y entre todos tenemos mucho para aportar:

  • La Historia deportiva y social de Manuel Belgrano
  • La Herencia y el legado formativo de los Hermanos Maristas
  • Los lazos inquebrantables con el Colegio
  • La potencia de las nuevas familias que se incorporan a la Comunidad del Club
  • La identidad, arraigo y pertenencia que nos dará contar con un lugar propio.

Todo tras un proyecto conjunto de formar mejores personas y de brindar a nuestras familias y amigos un entorno basado en los principios y valores que compartimos desde el deporte con la Comunidad Marista.

 

agf

 

 

 

 

 

 

 

Adrián Gonzalez Fischer